La formación presentará a su líder y su nombre definitivo el día 30. Los críticos del PSC quieren captar alcaldes para su nuevo partido

Marina Geli saluda a Ernest Maragall en la presentación del nuevo partido.

Tras varios meses de negociaciones, Nova Esquerra Catalana -una escisión del PSC liderada por el exconsejero Ernest Maragall– y Moviment de Catalunya, que aglutina críticos con los socialistas catalanes como las diputadas Marina Geli y Núria Ventura, han presentado su proyecto político. La formación, que todavía no tiene nombre ni líderes, estará a favor del Sí/ Sí, es decir, apoyaría la independencia de Cataluña, según han explicado este viernes en el Colegio de Periodistas de Barcelona.

La nueva formación asegura que es necesario convocar elecciones

Su intención es representar al “socialismo catalanista que piensa que la soberanía está en el pueblo de Cataluña”, según ha explicado Pere Almeda, coordinador de Acción Política de Nova Esquerra. Los integrantes del nuevo partido están dispuestos a concurrir a las elecciones catalanas, incluso en el caso de que estas se anticipasen. “No nos dan miedo. Hemos concluido una nueva etapa y ahora necesitamos unas elecciones para decidir una nueva mayoría”, ha sentenciado Almeda. Al acto de presentación han asistido también la concejal de Girona, Pia Bosch, el expresidente del grupo socialista en Barcelona, Jordi Martí, y la exalcaldesa de Roses, Magda Casamitjana.

El nuevo partido esperaba contar en un principio con el apoyo deAvancem, la formación liderada por el exdiputado Joan Ignasi Elena, pero tras varios meses de conversaciones para hacer una declaración conjunta de un nuevo espacio socialista, las negociaciones se han estancado. “Avancem podrá estar si quiere estar”, ha resuelto Martí.

La hoja de ruta de los socialistas pasa por conseguir una mayoría de izquierdas

El próximo día 30 se dará a conocer el nombre de la formación y la composición de su dirección, que de momento tiene una postura consolidada en torno a la soberanía de Cataluña. El nuevo partido defiende la necesidad de que sean los catalanes los que decidan su propio futuro, por ello reclaman un referéndum vinculante. Los nuevos socialistas han asegurado que “mientras se mantenga la situación de status quo y la falta de propuestas del Estado español, su formación defenderá el Sí/Sí e intentará convencer a los partidarios del Sí/No. “El socialismo debe enfrentarse a los dos abusos de poder que ahora tenemos para conseguir la libertad y la igualdad”, ha afirmado Martí.

El partido, según sus representantes, está presente en 200 municipios catalanes y, ante unas posibles elecciones anticipadas, estudiaría posibles alianzas, según han contado. Sobre una posible lista unitaria, Pere Almeda ha avanzado que deberá debatirse dentro de la formación aunque ha dejado claro que la hoja de ruta de su partido pasa por aglutinar a una mayoría de izquierdas. También ha señalado que pese a la “complicidad absoluta” que existe con Esquerra Republicana, con la que Nova Esquerra ya se alió en las pasadas elecciones europeas, esto no presupone que en futuros comicios se deba seguir el mismo patrón con el nuevo partido.

Período de transición

Moviment de Catalunya aglutina críticos con la formación socialista pero que todavía mantienen el carné del PSC. Es el caso de las diputadas del Parlament Marina Geli y Núria Ventura, los exconsejeros Antoni Castells y Montserrat Tura y la concejal en Girona Pia Bosch. Los impulsores de la nueva formación han subrayado que todos dejarán de militar en él y que lo harán en las próximas semanas, un período que consideran de “transición” y que ha de ser “el máximo de breve posible” para que especialmente aquellos que ocupan cargos institucionales resuelvan su situación. La diputada Marina Geli, presente entre el público, ha vuelto a asegurar, al terminar la presentación, que no tiene previsto renunciar al escaño si la legislatura continúa.

El eurodiputado Ernest Maragall, presente también en el acto de presentación, ha celebrado el gran paso que se ha hecho con la creación de una formación que asegura, será un “gran activo” para el país y que permitirá la incorporación de “nuevos nombres” al socialismo. El exconsejero también ha querido expresar su opinión sobre la querella presentada esta mañana por la Fiscalía contra del presidente de la Generalitat, Artur Mas; la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, y la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, por el 9-N.“No va solo en contra del presidente, sino de todos los catalanes. Es tan previsible como lamentable y una muestra de ceguera permanente ante lo que pasa en Cataluña”. Maragall ha considerado también que la querella es la “confirmación de que la única salida que le queda a Cataluña es la emancipación del Gobierno”.

Cap comentari fins ara.

Sigueu el primer en deixar comentaris a continuació.

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, cliqueu l'enllaç per a més informació. ACEPTAR
Aviso de cookies
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook